Visitmundi

Aínsa

Aínsa es uno de los pueblos más bonitos del Pririneo, está cercano al Parque Nacional de Ordesa.

Fue la capital del antiguo Reino de Sobrarbe antes de se incorporada al reino de Aragón en el siglo XI.

Está un promontorio, y defendida por un castillo en su punto más alto.

Hay un parking junto al castillo. Desde las murallas se logra una bonita vista del pueblo y el pantano de El Grado.

Ainsa. Pantano de El Grado.

Ainsa. Pantano de El Grado.

Lo más destacable del pueblo es la Plaza Mayor, rectangular y en cuyos soportales hay multitud de bares y restaurantes. En el techo suele haber nidos de golondrinas en verano.

Ainsa. Plaza Mayor.

Ainsa. Plaza Mayor.

Ainsa. Plaza Mayor.

Ainsa. Plaza Mayor.

Aínsa. Plaza Mayor.

Aínsa. Plaza Mayor.

A lo largo del pueblo existen paneles informativos que explican su historia y sus tradiciones.

Aparte de la Plaza Mayor, hay dos calles principales que lo recorren, en las que se puede admirar la arquitectura pirenaica. La calle Mayor, que empieza en la Iglesia de Santa María.

Aínsa

Aínsa

La Iglesia de Santa María, románica del siglo XII. Se puede bajar a su cripta y al claustro. De fondo se escuchan cantos gregorianos que hacen la visita más amena.

Aínsa. Claustro de Santa María

Aínsa. Claustro de Santa María

y la calle pequeña.

Aínsa

Aínsa

En estas calles hay restaurantes con mesas al aire libre que sirven la gastronomía local.

Un pueblo muy recomendable, para pasar parte de una mañana o tarde o para pernocatar y servir de base para excursiones.

Más información:

https://villadeainsa.com/