Visitmundi

Lanzarote

Lanzarote es una isla relativamente pequeña, muy fácil de visitar. No tiene una gran riqueza arquitectónica ni de obras de arte. Su interés proviene de sus paisajes y de la obra de César Manrique. Muy recomendable su visita.

Podemos dividir la isla en cuatro partes, para una visita esencial.

Playa Blanca y el sur de la isla, sobr todo la playa del Papagayo. La mejor playa de Lanzarote, desde mi punto de vista. Imprescindible si se busca playa.

Sur de Lanzarote

Sur de Lanzarote

Parque Nacional de Timanfaya y Montañas del Fuego, ruta en dromedario e incluyendo además por proximidad los Hervideros, y el Golfo. Absolutamente imprescindible.

P.N. de Timanfaya y Montañas del Fuego

P.N. de Timanfaya y Montañas del Fuego

Norte de Lanzarote, con los Jameos del Agua, La Cueva de los Verdes, el Mirador del Río y los caletones de Órzola. Muy recomendable.

Centro de Lanzarote con Teguise (la antigua capital), la playa de Famara, el Jardín de Cactus y la Fundación César Manrique.Sin ser imprescindible, es un buen complemento.

Centro de Lanzarote

Centro de Lanzarote

Al igual que en Tenerife, recomiendo alquilar coche para moverse con libertad y acceder a los lugares comentados.

Las playas, en general, son ventosas y a mar abierto. Hay dos que me parecen destacables, los caletones de Órzola, protegidos de las olas por una barrera de lava solidificada, y la Playa del Papagayo que forma una cala.

El paisaje de la isla es espectacular.