Visitmundi

Norte de Lanzarote

En la parte Norte de Lanzarote podemos visiar lugares tan emblemáticos como los Jameos del Agua, la Cueva de los Verdes, o el Mirador del Río. También merecen la pena el Jardin de Cactus, los caletones de Órzola y la playa de Famara.

Por seguir un orden, y recorriendo la carretera principal lo primero que encontramos es el Jardin de Cactus.

Lanzarote. Jardín de Cactus.

Lanzarote. Jardín de Cactus.

Fue la última creación de César Manrique en la isla. Se muestran hasta 4.500 ejemplares de cactus.

Además hay un molino, estanques…está muy bien puesto. No es una visita imprescindible, pero es recomendable.

Lanzarote. Jardín de Cactus.

Lanzarote. Jardín de Cactus.

Lanzarote. Jardín de Cactus.

Lanzarote. Jardín de Cactus.

A continuación, a pocos minutos en coche se llega a los Jameos del Agua, una de las atracciones turísticas más famosas de Lanzarote.

Un jameo es un tubo volcánico producido por la lava al que se le ha desplomado el techo. Además concretamente en este caso, parte del tunel es submarino, pudiéndose ver una especie de lago marino en el que habitan los cangrejos ciegos (unos diminutos y delicados cangrejos albinos), especie autóctona de la isla. se forma cola para bajar a ver esto.

Lanzarote. Jameos del Agua.

Lanzarote. Jameos del Agua.

Lanzarote. Jameos del Agua.

Lanzarote. Jameos del Agua.

El lugar más vistoso es un estanque de agua turquesa, rodeado de vegetación, que junto a la negra roca volcánica produce un constraste de colores único.

Lanzarote. Jameos del Agua.

Lanzarote. Jameos del Agua.

Lanzarote. Jameos del Agua.

Lanzarote. Jameos del Agua.

Lanzarote. Jameos del Agua.

Lanzarote. Jameos del Agua.

Realmente es bonito este lugar, merece la pena acercarse.

Muy cerca de aqui, porque está en un tubo volcánico originado por la misma erupción, está la Cueva de los Verdes. La visita consiste en recorrer el tubo volcánico hasta llegar a una sala en la que debido a su acústica se dan conciertos de música clásica. Es interesante pero sin más.

Lanzarote. Cueva de los Verdes

Lanzarote. Cueva de los Verdes

Lanzarote. Cueva de los Verdes

Lanzarote. Cueva de los Verdes

La siguiente parada puede ser en losl caletones de Órzola. Me gustó porque las erupciones han creado una especie de piscinas o lagunas protegidas mediante un arrecife de lava del oceáno y su oleaje. Se puede llegar con el coche hasta  la misma playa. La arena es blanca y se produce unbonito contraste con el negro de las rocas y el azul del mar.

Lanzarote. Caletones de Orzola

Lanzarote. Caletones de Orzola

Como suele hacer viento, hay montados a base de piedras una especie de parapetos donde dejar las cosas.

Lanzarote. Caletones de Orzola

Lanzarote. Caletones de Orzola

Otro aspecto es que no cubre mucho.

Lanzarote. Caletones de Orzola

Lanzarote. Caletones de Orzola

Un buen lugar para pasar un rato de playa y bañarse.

El siguiente punto del itinerario es el Mirador del Río. El Mirador del Río es obra también de César Manrique Es un edificio, como es habitual en su obra adaptado al entorno y con una particula decoración en su interior. Para acceder hay que coger ticket y pagar la entrada.

Si no se quiere pagar la entrada, porque simplemente se busca la vista de la Isla Graciosa o bien hay cola por haber demasiada gente, unos metros más adelante es posible parar y asomarse al acantilado.

Lanzarote. Vistas de La Graciosa junto al Mirador del Río

Lanzarote. Vistas de La Graciosa junto al Mirador del Río

Las vistas merecen la pena, así como ver la odisea de llegar en barco a La Graciosa, sentir cómo sopla el viento en ese estrecho e ir en ese barquito tiene que ser una experiencia. Recuerdo cómo se movía entre el viento y las olas y no daba envidia.

Para acabar esta excursión, y siguiendo por la carretera que nos devuelve hacia el Sur, está la Playa de Famara.

Una extensa playa a los pies de los acantilados, desde la cual se parecia la isla de La Graciosa. Muy bonita pero muy ventosa.

Lanzarote. Playa de Famara

Lanzarote. Playa de Famara